Saltar al contenido
Maratones

¿Cómo Aguantar Más Corriendo Sin Cansarse?

¿Eres de los que cuando corre no han pasado ni cinco minutos y ya estás agonizando?, ¿sientes que te falta el aire cuando sales a correr?, ¿te cansas demasiado rápido?

No te preocupes más, hoy traemos para ti una serie de técnicas que te ayudarán a aguantar mucho más tiempo cuando corres sin cansarte, así que quédate con nosotros y descúbrelas.

También te vamos a enseñar, como debes respirar cuando corres, y cómo correr más rápido sin cansarte.

¿Por qué nos Agitamos Cuando Corremos?

Cómo Aguantar Más Corriendo Sin Cansarse
Cómo Aguantar Más Corriendo Sin Cansarse

Seguramente te has dado cuenta que cuando haces un esfuerzo de cualquier naturaleza, incluso correr, te sientes agitado, esto se debe a que la sangre comienza a circular más rápidamente por el cuerpo, lo que hace, que el corazón trabaje más rápido, debemos recordar que corazón es el motor principal para que se lleve a cabo esta función.

Cuando la actividad de un ser humano es completamente relajada, es decir, se encuentra en reposo, el aparato respiratorio, circulatorio y sistema nervioso se encuentran en automático por llamarlo de alguna manera.

Pero cuando haces algún tipo de esfuerzo, entonces tu respiración se acelera, generando una emoción tan fuerte que hace reaccionar a tu cuerpo, el cual por instinto pasa de un estado automático a un estado de alerta, empiezas a respirar rápido, tu corazón late fuerte y rápido también, entonces la circulación de la sangre se multiplica, potencializando tus sentidos y segregando adrenalina que provoca acciones a nivel muscular.

De esta forma preparan a tu cuerpo, para una reacción en caso de una emergencia, es decir cuando tienes que correr, pelear, brincar, o cualquier otro esfuerzo que le exijas al cuerpo.

Esta es básicamente la razón por la que nos agitamos cuando corremos o hemos cualquier esfuerzo.

Técnicas para Aguantar Más Corriendo

Hasta los más experimentados corredores han tenido que aprender técnicas que les ayude a aguantar más en las carreras en las que participan, con mayor razón aquellas personas que recién están empezando a hacer ejercicio corriendo, tienen que aprender por fuerza algunas técnicas para aguantar más la carrera.

Y es que principiantes, intermedios y profesionales, tienen en común el hecho de estar haciendo un esfuerzo cuando corren, el cansancio en todos los casos siempre es un rival, y en algunos casos es capaz de ganar logrando que la persona claudique en su intento por ejercitarse.

No importa cuánta experiencia tengas al momento de correr, si no lo haces correctamente, lo más seguro es que no puedas aguantar mucho, cualquier meta que te propongas en base a practicar el running, siempre es posible lograrla con la ayuda de algunos pequeños trucos que te ayudarán a correr sin que te canses rápidamente.

Sabemos lo importante que es para las personas alcanzar sus metas, si la tuya es empezar a correr y no cansarte rápidamente, has llegado al sitio indicado, porque compartiremos contigo algunas técnicas específicas que son claves para postergar la aparición del cansancio.

Todas estas claves que vamos a compartir contigo tienen que ser parte de una rutina habitual para que con el tiempo puedas lograr correr tramos mucho más largos sin temor al cansancio extenuante.

Así que pon mucha atención a las siguientes técnicas que estamos seguros te van a facilitar el camino a lograr un running más intenso y por lo tanto más efectivo.

Zancada

Reduce la extensión de la zancada, según los expertos en running, reducir la extensión en la zancada puede ser favorable para correr más eficazmente, así puedes guardar energía para intentar cubrir más terreno cada día que corres.

Brazos relajados

Los brazos cumplen con una función muy importante en el cuerpo de que nos ayudan en la coordinación y el equilibrio del mismo, por esa razón, es importante que los brazos encuentren relajados al momento de correr, de lo contrario, éstos demandarán mucho más esfuerzo.

Inclinación y mirada

Es importante que tu mirada siempre esté fija hacia delante al momento de correr, ya que tiene un efecto de acortar la distancia lo que ayuda mucho a nivel psicológico cuando vas corriendo en distancias demasiado largas, mirar hacia delante únicamente da una sensación de cercanía con la meta que se quiere lograr.

La inclinación por otro lado, debe hacerse desde los tobillos y no a partir de la cadena de esa forma se facilita la gravedad y se disminuye la carga de trabajo sobre las piernas.

Zapatillas adecuadas

Son la principal herramienta de un runner, por eso al momento de seleccionarlas tienes que asegurarte que sean las adecuadas, las debes sentir cómodas al momento de correr, y es muy importante no sobrepasar el tiempo de utilidad de las zapatillas.

Es importante que verifique es cuánto tiempo de duración tienen las zapatillas que has adquirido, cada marca tiene un estimado de duración, por lo general las zapatillas para entrenamiento liviano tienen una duración de 800 kilómetros, posterior a ese período, pueden verse impecables por fuera, no obstante, la suela ha perdido el confort y la seguridad de protección para los pies.

Usar ropa cómoda

Con la ropa sucede lo mismo que con las zapatillas, si no te sientes cómodo con la ropa que llevas al correr, sencillamente el rendimiento va a bajar, debes usar ropa con la que puedas realizar la actividad más relajadamente, que vaya acorde con la temperatura ambiente, y que sean lo más ligeras posible.

Hidratación

Beber agua antes durante y después del entrenamiento, es una acción fundamental que ayuda a evitar problemas posteriores por la deshidratación en el organismo.

Si tienes ser y no bebes agua, puedes tener algunos problemas como:

  • Falta de coordinación en los movimientos
  • Vértigos
  • Mucha sed
  • Calambres

Por hablar sólo de algunas consecuencias de menor gravedad, según los expertos en running, se debe beber agua 20 minutos antes de iniciar la actividad, durante la actividad cada 20 minutos se debe beber agua, y si la actividad dura más de 60 minutos, se debe a reponer líquidos con alguna bebida deportiva, ya que estos están compuestos de hidratos de carbono y minerales, los cuales hay que reponer después de un esfuerzo de esa naturaleza.

¿Cómo Correr más Rápido sin Cansarse?

Para correr más rápido sin cansarse, puede ser suficiente una buena técnica de respiración, y un entretenimiento a nivel psicológico, por supuesto, lo anteriormente dicho es también de vital importancia.

Si eres principiante y quieres correr más sin cansarte, es importante que tomes en cuenta que esto no será posible en los primeros días de entrenamiento, llevar una vida sedentaria y de pronto darle a tu cuerpo actividad donde se necesita hacer un gran esfuerzo, es como un choque para tu organismo. En estos casos no tendrás que empezar desde cero, con un ritmo muy lento uno, ya que tendrás que empezar a acostumbrar a tu organismo a llevar una actividad más fuerte de lo que está acostumbrado.

En ese caso tendrás que intentar ir avanzando día a día poco a poco, sin olvidar la técnica de respiración recomendada por los expertos, que es, respirar lo más profundamente por la nariz y después exhalar por la boca.

Hablábamos de un entretenimiento a nivel psicológico y con ese paso nos referíamos a dar un estímulo al organismo a través de las neuronas y del sistema nervioso central, esto se logra con mucha facilidad, cuando al correr, vas escuchando música que te agrada.

También puede funcionar una llamada telefónica con alguien que te agrade mucho, aunque lo más recomendado sigue siendo la música.

Ahora ya sabes cómo puedes aguantar más corriendo sin cansarte rápidamente.