Saltar al contenido
Maratones

Historia de las Carreras de Relevos o Postas

Un equipo, velocidad y un <<testigo>> son las principales herramientas para llegar a la meta en una carrera de relevos, el origen de prácticamente todas las carreras que en la actualidad se corren, están basadas en la práctica de la sociedad antigua.

Nos referimos a la forma en la que eran transmitidos los mensajes entre una ciudad y otra, así es, eran largas corridas y caminatas a pie, con el paso del tiempo, se fueron convirtiendo en lo que son ahora, parte de las disciplinas en el atletismo.

Esta carrera en particular, apareció en el año 1912, en los juegos olímpicos de Estocolmo, en donde el Reino Unido se llevó la presea de oro en la categoría 4×100, mientras que en relevos de 4×400 se la llevó Estados Unidos.

¿Qué es una Carrera de Relevos?

Carreras de Relevos
Carreras de Relevos

Se trata de una carrera a pie, en la que participan 4 corredores o más, cada uno de ellos, tiene un recorrido que hacer dentro del recorrido total.

Cada vez que llegan a la distancia determinada, hay un corredor más esperando por el testigo (también conocido como estafeta, tubo), lo toma y corre con él el tramo que le corresponde y así sucesivamente hasta que llegan a la meta.

Ahora bien, estas carreras de relevos es posible verlas en distintas categorías como:

  • Natación
  • Carrera
  • Patinaje
  • Esquí de fondo

Carrera de Postas Concepto

Son carreras que se han de realizar en equipo, en ella, hay un objeto llamado <<testigo>>, el cual es pasado de mano en mano, después de que uno de los miembros recorra una cierta distancia.

El testigo en mano de cada corredor es importante, en definitiva, no puede perder el testimonio o de lo contrario no pueden continuar.

La carrera de relevos es de gran velocidad, aunque repartida en 4 participantes, por ejemplo, la carrera de los 400 metros, son 4 corredores, cada uno de ellos correrá 100 metros con el testigo en mano y al llegar al término de sus 100 metros entregará al siguiente corredor el testigo y éste hará los mismo, hasta que el 4to corredor cierre la carrera.

Dentro de las carreras de relevos hay 3 fases que son:

  1. Preparación: En donde el corredor que inicia asume la posición de salida, y debe arrancar a la máxima velocidad posible.
  2. Aceleración: En esta fase es importante que los corredores sincronizan la velocidad y la mantengan.
  3. Pasaje: la realización de la técnica del pasaje es importantísima de ello depende también continuar dentro de la misma, por eso debe ser una técnica realizada a la mayor velocidad posible y con la mayor seguridad para evitar caer en descalificación.

Reglas de la Carrera de Relevos

Como en toda disciplina deportiva cuando se realiza de manera profesional, existen reglas que se tienen que considerar para tener un buen desempeño, y no ganarse una descalificación por incumplimiento de las mismas.

Y es justamente de las reglas de carreras de relevos de lo que hablaremos ahora mismo, las reglas son:

Pueden inscribirse hasta 8 corredores, aunque sólo participarán 4.

Se aplican las reglas básicas en el atletismo como: Contar con su número, no dar salida en falso, no dejar caer el testigo, no estorbar ni evitar el paso a otro corredor, etc.

Se debe respetar la decisión de los jueces que son la autoridad en la pista, no hay manera de apelar un fallo de ellos.

En caso de salidas en falso, al rebasar las tres serán descalificados, en caso de que los equipos no estén listos a la hora establecida para la carrera, se le prohíbe el ingreso a la pista.

Tipos de Relevos

En las carreras de relevos existen dos tipos, las de 4×400 y 4×100, que a continuación vamos a explicar y que son las oficiales. Recordemos que para efectuarlas será necesario la participación de 4 elementos que de hecho está descrito en el propio nombre de la categoría de la carrera.

Carreras de Relevos 4×100

En esta carrera, que en total se han de recorrer 400 metros, tenemos que cada participante, deberá hacerse cargo de correr a la mayor velocidad posible una distancia de 100 metros, pasando el testimonio entre unos y otros hasta alcanzar la meta en el menor tiempo posible.

Carreras de Relevos 4×400

En esta carrera se han de completar 1600 metros, por lo que cada corredor deberá correr por 400 metros llevando el testigo en mano, prácticamente una vuelta a la pista cada uno y haciendo las transiciones correspondientes.

Cabe mencionar que, para la entrega del testigo, hay 20 metros de zona de cambio, como se le llama, y es justamente en esa zona en la que debe entregarse el testigo.

La carrera de relevos es de gran dificultad, aunque no lo parezca, ya que se tiene que coordinar velocidad y precisión al momento de entregar y recibir el testigo, pero lo más importante, sin perder velocidad en esa transición.

Para la entrega del testigo, los corredores tienen dos técnicas que pareciera son de lo más simple, pero no es así, una de ellas es la que entrega el testigo de abajo hacia arriba, y la otra es lo contrario de arriba hacia abajo.

Según se haya entrenado, es la técnica que han de decidir realizar en la carrera de relevos, no obstante, la técnica de menor precisión, aunque más veloz es la de arriba hacia abajo.

Por estas características es quizá la menos usada, en la prueba de los 4×400, al ser una prueba más lenta, se requiere tener precisión en la entrega del testigo, así que, en esta prueba lo más seguro es que siempre veas la entrega de abajo hacia arriba que es la técnica más segura y que no precisa de tanta velocidad.

Hablando un poco de la pista, normalmente es de 6 u 8 carriles, que miden 400 metros de longitud cada uno de ellos, hay dos curvas y dos rectas paralelas, cada corredor tiene un carril con un espacio de entre 122 y 125 centímetros.